• PAM

Apego

La relación generada entre padres e hijos representará la forma de establecer vínculos e interacción con sus semejantes a lo largo de la vida. Es sumamente importante que tu hijo cuenten con un sistema de formación sólido y consistente.

El Apego es utilizado para describir un vínculo que se produce inmediatamente después del nacimiento entre madre e hijo.

Es un lazo que se detona por los cuidados, el contacto piel a piel, las miradas mutuas y las caricias que se dan durante el amamantamiento. Este acercamiento es de intenso afecto durante los primeros días de vida tu bebé, generalmente asegura una mejor atención y protección desde el principio y durante todo el período del cuidado del niño.


¿Qué lo favorece?

  1. El parto

  2. Apego inmediato

  3. Lactancia

Para ayudar a este proceso de primer vínculo, algunos hospitales cuentan con alojamiento conjunto (significa que tu bebé podrá pasar toda su estancia en el hospital contigo) esto favorece al mismo tiempo a la lactancia y al apego, pues podrás amamantar cada vez que él te lo pida, y podrá sentir tu calor, voz, respiración y hasta ritmo cardiaco, que lo ayudará a una rápida adaptación al medio ambiente.

Durante el momento de amamantar a tu bebé, liberas hormonas que permiten sentirte cómoda, feliz, menos cansada y con gran satisfacción. Dichas hormonas son: Prolactina, oxitócica y endorfinas.

La lactancia materna ayudará a tu bebé en diferentes áreas, pero también te dará seguridad con las decisiones que tomas como mamá durante su crianza.


Para que la lactancia genere un vínculo, es necesario que te enamores de tu bebé poco a poco. Olerlo, acariciarlo, besarlo, cantarle, arrullarlo, y mirarle a los ojos, fortalecerá un lazo que durará para toda la vida.



El apego creado en esta primera etapa es necesario para desarrollar cualidades que nos permiten relacionarnos con los demás, y en este primer periodo de vida, la lactancia será una herramienta valiosa para estimularlo.


Cuidado

Pueden existir situaciones de riesgo en donde este vínculo no se esté logrando de forma exitosa, la comunicación no verbal durante el momento de amamantar nos ayudará a detectar problemas de este tipo.


Algunos ejemplos son:

  1. Una posición tensa

  2. El nulo contacto visual

  3. sacudirlo con fuerza

  4. Una persona que apenas toca a su bebé

Estos son escenarios que podemos evitarlos contando con un equipo multidisciplinario que apoye a la madre. El apoyo de su familia y pareja son fundamentales para corregir esta situación. En algunos casos la terapia psicológica será necesaria, además de una correcta instrucción en lactancia, con un especialista en el tema.



Entendamos que el apego no sólo significa un contacto físico cercano, sino más bien se trata de propiciar momentos de cercanía, donde te sientas cómoda con lo que haces y lo reflejes en tu comunicación verbal y no verbal.


Algunas acciones que puedes realizar con tu bebé son:

Hablar en voz baja, respirar para relajarte, decirle palabras lindas; positivas, caricias, arrullos y todo lo que consideres necesario para lograr instantes agradables. Recuerda que las actividades o acciones que te dan felicidad le darán felicidad a tu bebé también.


Consejo:

La lactancia es exclusiva de la madre , sin embargo existen otras maneras de establecer e incluir a tu pareja para crear un momento de intimidad padre-hijo.

  1. La hora del baño

  2. Los arrullos

  3. Dar un masaje

  4. Leer un cuento

  5. La música

Cualquier forma de contacto saludable ayudará a fomentar esta relación.



Es necesario que este vínculo creado tenga continuidad a lo largo de su vida, pues dará como resultado niños felices y sanos.

Los vínculos ayudarán al bebé a tener una mayor capacidad de relacionarse con sus padres y con nuevas personas, además les brindará una mayor seguridad para actuar en el exterior, y en el futuro crear niños capaces de auto controlarse ante situaciones de estrés.


Explorar el mundo a su lado, es un proceso de conocerse y reconocerse en familia.






78 vistas

agenda clase o recibe más información

SUCURSALES

SANATORIO DURANGO

Durango 290, Colonia Roma

Piso 9

Narvarte

Calle Pestalozzi #306 int. 2

(esquina morena).

San ÁngeL Inn 

Universidad

Av. Río Churubusco #601.

CONTÁCTANOS.

CELULAR: 55 63 19 56 47 

MAIL: preparandotuparto@gmail.com

FACEBOOK: @cursoprenatal

INSTAGRAM: preparandotupartocdmx

© 2011 derechos reservados preparando tu parto